Urgencias del Hospital Santa Bárbara atendió 31.928 consultas en 2016

 

Cincuenta y cinco profesionales sanitarios conforman el Servicio de Urgencias Hospitalarias que atiende a toda la provincia. El sistema de triaje para evaluar la gravedad de los pacientes, realizado al 77,87 % de los atendidos en Urgencias, indica que un 36,8 % corresponde a enfermos críticos, de emergencia y urgencia, mientras que el resto, un 63,2 %, responde a pacientes estándar y no urgentes. Del total de pacientes que asistieron a Urgencias, precisaron ingreso un 19,32 %.

El Jefe del Servicio de Urgencias del hospital Santa Bárbara, Luis Lapuerta, acompañado del director de Procesos de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria, Jon Gastelu-Iturri, ha presentado esta mañana la memoria de actividad asistencial de esta unidad correspondiente al año 2016, cuya estadística expone que en ese periodo se realizaron un total de 31.928 consultas, un 6 % más que en 2015, de las que en 24.860 casos se realizaron procesos de triaje para evaluar la gravedad de los pacientes. Además, el pasado año ingresaron en la Unidad de Corta Estancia 663 pacientes y 1.026 fueron tratados en el Hospital de Día.

De los 31.982 pacientes que asistieron a consulta, 25.758 (80,68 %) no precisaron ingreso, mientras que 6.170 (19,32 %) sí lo requirieron. De estos, 111 fueron derivados a otros hospitales fuera de la provincia. Además, 57 solicitaron el alta voluntaria y 28 fallecieron (0,08 %).

En cuanto a los ingresos urgentes, los pacientes fueron hospitalizados en los siguientes servicios: Medicina Interna, 3.034; Geriatría, 531; Obstetricia, 505; Cirugía, 494; Traumatología, 435; Pediatría, 291; UCI, 237; Urología, 210; Psiquiatría, 146; Urgencias, 94; Cuidados Paliativos, 59; Otorrinolaringología, 50; Ginecología, 44; Oftalmología, 11.

Las urgencias atendidas procedentes de Atención Primaria suponen el 26,7 % del total. En los 14 puntos de atención continuada para la asistencia de urgencias extrahospitalarias (Atención Primaria) repartidos por la provincia, en el año 2016 se realizaron 78.013 consultas, correspondiendo 25.008 al ámbito urbano y 53.005 al rural.

Un 0,6 % de las urgencias corresponden a pacientes del hospital Virgen del Mirón.

Dos meses registraron cifras superiores a las tres mil consultas: agosto, que se sitúa en primer lugar con 3.337 consultas atendidas, y julio, con 3.090. Por el contrario, el mes con menor presión asistencial en Urgencias fue febrero, con 2.310 consultas. El día de mayor afluencia fue el 8 de agosto, con 142 urgencias asistidas, siendo el de menor concurrencia el 15 de diciembre, con 60 pacientes.

Del total de consultas atendidas, un 44 % se realizaron en horario de mañana, un 39 % por la tarde y el 17 % restante por la noche.

Respecto a la especialidad asignada por el tipo de patología de los enfermos que asistieron a Urgencias, superan los mil pacientes los servicios de Medicina Interna (9.494), Urgencias (6.999), Traumatología (6.167), Pediatría (2.432) y  Oftalmología (1.062), a las que siguen Urología (999), Cirugía (978), Otorrinolaringología (951), Obstetricia (901), Geriatría (578), Psiquiatría (452), Ginecología (451), Unidad de Cuidados Intensivos (237), Dermatología (112), Cuidados Paliativos (59) y Hematología (56).

 

Incremento de atenciones urgentes

 

Los residentes en la provincia de Soria a 1 de enero de 2016, según el Instituto Nacional de Estadística, ascendían a 90.821 personas, con una distribución del 43,13 % en zona urbana y del 56,87 % en el ámbito rural. La población de la provincia de Soria muestra una proporción de mayores de 65 años de 25,39 % sobre el total (frente al 18,73 % y un 24,34 % de la medias española y regional, respectivamente).

 

En España, las enfermedades crónicas figuran en primer lugar como motivo de demanda asistencial en los centros sanitarios y los mayores de 65 años suponen el       50 % de ingresos urgentes del hospital. Además de frecuentes agudizaciones de patologías, en las urgencias hospitalarias se aprecia un aumento de morbimortalidad, efectos adversos de medicamentos, duplicación de pruebas por falta de información y conflictos médico-legales.

 

Llama la atención, según Luis Lapuerta, la evolución en el número de atenciones urgentes, sobre todo si lo relacionamos con el retroceso en el número total de habitantes. En los últimos cinco años las consultas de Urgencias han registrado un incremento significativo: 27.739 en 2012 (5.581 ingresos), 28.112 en 2013 (5.817 ingresos), 29.105 en 2014 (5.836 ingresos), 29.832 en 2015 (5.682 ingresos) y las ya referidas 31.928 correspondientes a 2016 (6.170 ingresos).

 

El jefe del Servicio de Urgencias señala que “el índice de banalidades inunda todos los servicios de Urgencias, donde se busca, más que resolver un problema urgente, el que esto sea rápido. Al carecer de listas de espera o de agendas de actividad, Urgencias se utiliza como servicio rápido, sin necesidad de solicitud de cita previa, lo que convierte esta unidad en servicio a la carta para muchos usuarios, aún con patología banal. Las visitas inadecuadas a Urgencias suponen entre un 29 y un 43 por ciento, según las distintas comunidades”.

 

Servicio de Urgencias

 

La Unidad de Urgencias de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria cuenta con una cartera de servicios que incluye, además de la atención propia de la Urgencia, la Unidad de Corta Estancia, la Unidad de Hospital de Día y la Ecografía. Se trata de un modelo pionero que se espera que se pueda extender a otros hospitales en un futuro. Este sistema evita ingresos innecesarios, acorta días de hospitalización y mejora las tasas de morbilidad que generan largos periodos de hospitalización.

 

Ubicada en el hospital Santa Bárbara, cuenta con helisuperficie y da cobertura al Área de Salud de Soria, exceptuando casos puntuales de cobertura de pueblos de las provincias limítrofes de Zaragoza, Segovia y Burgos y del Área de Salud de La Rioja.

 

La cobertura es universal y está considerado como hospital de segundo nivel, ya que atiende urgencias generales (incluidas ginecología y pediatría) y dispone de especialidades médico-quirúrgicas, a excepción de: Neurocirugía, Cirugía Torácica, Cirugía Cardiovascular y Hemodinámica, Cirugía Maxilo facial, Cirugía Pediátrica, Cirugía Plástica y Unidad de Grandes Quemados, Cirugía Vascular.

 

En la actualidad, la Unidad de Urgencias está formada por cincuenta y cinco profesionales sanitarios: el jefe del Servicio, Luis Lapuerta Irigoyen, quince facultativos, un supervisor de enfermería, veintidós enfermeras y dieciséis técnicos auxiliares en cuidados de enfermería.

 

El servicio de urgencias del hospital se divide en tres secciones: asistencia urgente, Unidad de Corta Estancia y Unidad de Hospital de Día.

 

Atención priorizada según la gravedad: triaje

 

El proceso de urgencias tiene como objetivo prestar a los pacientes los cuidados y atenciones inmediatos que requiere el problema de salud por el que acuden, mediante una aproximación diagnóstica y la aplicación del tratamiento adecuado, priorizando la atención según la gravedad.

 

Una de las funciones más importantes en la urgencia hospitalaria es priorizar la atención en función de la gravedad. Esta tarea la realiza el personal de enfermería, apoyado en un sistema informático, en horario de 08.00 a 22.00 horas todos los días de la semana, a excepción de los pacientes que acuden en una unidad medicalizada o con acompañamiento médico, que acceden directamente al box de exploración. Fuera de ese horario, los pacientes entran en función de la patología que presenten.

 

El sistema de clasificación y triaje sanitario prioriza la atención en cinco niveles, con unos tiempos máximos de demora: nivel I, de estado crítico y atención inmediata; nivel II, de emergencia (diez minutos); nivel III, de urgencia (60 minutos); nivel IV, estándar (120 minutos); nivel V, no urgente (más de tres horas).

 

Durante el año 2016 se realizaron 24.860 procesos de triaje, es decir, a un 77,87 % de los pacientes que acudieron a Urgencias. De los pacientes triados, el 1,37 % se corresponden al nivel I de atención (340), el 3,57 % al nivel II (887), el 31,86 % al nivel III (7.920), el 58,13 % al nivel IV (14.453) y el 5,07 % al nivel V (1.260). Por tanto, teniendo en cuenta la gravedad, el 36,8 % correspondería a pacientes críticos, de emergencia y urgencia, mientras que el resto, un 63,2 % de las consultas que pasaron este sistema, respondería a pacientes estándar y no urgentes.

 

Una vez clasificados, la atención médica se distribuye en los distintos boxes de exploración que dispone la unidad: box de paradas o box de críticos (para pacientes críticos que precisen de técnicas de reanimación), box de trauma o yesos, boxes polivalentes (con la misma equipación y aparataje, carro de electrocardiograma, sistemas de oxigenoterapia y el material suficiente para tratar una primera atención), box de Obstetricia y Ginecología, Otorrinolaringología, box de Oftalmología y Psiquiatría, y box de Pediatría.

 

Cuando el paciente pasa a boxes, el facultativo inicia la historia clínica electrónica, donde cumplimenta datos de exploración, realiza peticiones que considera necesarias e instaura el primer tratamiento. También existe un box de observación que dispone de una zona de espera de pacientes no encamados con ocho o diez puestos (dos camillas de exploración, cuatro camas de convalecencia y cuatro camas con monitorización continua).

 

En la atención en urgencias, el facultativo valora la situación clínica del paciente tras asignársele el nivel de gravedad por el triaje. El médico emite una impresión diagnóstica y los tratamientos pertinentes, y en caso necesario, se realiza una reevaluación. En observación estarán aquellos pacientes que requieran pruebas complementarias o que estén en evolución vigilada. Finalmente, el paciente recibe el alta médica tras generarse un informe que recogerá sus datos identificativos, el motivo de la consulta, antecedentes personales etc., incluyéndose también los datos identificativos del médico y su rúbrica. El alta médica de urgencias se produce por alta a domicilio, ingreso hospitalario convencional, traslado hospitalario o ingreso en Unidad de Corta Estancia dependiente del Servicio de Urgencias.

 

Unidad de Corta Estancia del Servicio de Urgencias (UCE)

 

La Unidad de Corta Estancia de Urgencias es una alternativa a la hospitalización convencional de pacientes con requerimiento de atención urgente y que están afectados por algunas enfermedades crónicas reagudizadas o de patologías de gravedad leve-moderada de corta evolución.

 

Especializada en la atención de pacientes que requieren una hospitalización no superior a las 72 horas, dispone de cinco camas, y los servicios hospitalarios similares a los de la hospitalización tradicional. Situada en la planta baja del hospital Santa Bárbara, incluye una cartera de servicios que acoge a pacientes con patología respiratoria o cardiaca, aquellos que ingresan para completar su evaluación diagnóstica y a quienes van a recibir un tratamiento a corto plazo.

 

En la UCE el paciente recibe todos los días la visita del equipo médico responsable, de manera que la información relativa a su estado se le da a la familia en el momento del ingreso, diariamente y cuando hay cambios clínicos relevantes.

 

En el año 2016 ingresaron en la UCE 663 pacientes, de los que 97 (14,6 %) fueron posteriormente hospitalizados en planta.

 

La UCEU ha demostrado una clara eficacia, pues ha conseguido, desde su puesta en funcionamiento, una reducción de ingresos ordinarios de en torno a un 2 %, siendo la estancia media de 1,2 días, frente a los cerca de 8,6 días de estancia en hospitalización convencional.

 

Unidad de Hospital de Día de Urgencias

 

La hospitalización de día consiste en la asistencia en el hospital durante unas horas, ya sea para diagnósticos, exploraciones múltiples o tratamientos que no pueden hacerse en la consulta externa y que no justifican la estancia completa en el hospital.

 

Se trata de una unidad intermedia que desarrolla su actividad para los servicios finales, de forma que los médicos indican tratamientos susceptibles de ser prestados bajo esta modalidad asistencia.

 

La mayor parte de los pacientes que acuden a esta unidad presentan patologías crónicas y acuden a ella de forma programada. Los lunes, miércoles y viernes se destina a pacientes de Hematología que precisan transfusiones o infusiones de hierro, mientras que los martes y jueves se destina al resto de pacientes y especialidades. Si algún enfermo lo precisa, el tratamiento se realiza también los fines de semana.

 

El Hospital de Día de Urgencias aporta ventajas para los pacientes, ya que las citaciones pueden programarse, de forma que permitan a los pacientes y a sus cuidadores compaginar el tratamiento con sus actividades laborales o domésticas, es menos probable que se produzcan demoras o cancelaciones, y reduce los potenciales efectos adversos inherentes a la hospitalización convencional como las infecciones nosocomiales. También supone ventajas para los clínicos, que pueden programar los tratamientos de forma más directa y flexible, y para los gestores, al propiciar un uso más eficiente de los recursos, reducir las listas de espera y los tiempos de demora.

 

En 2016, 1.026 pacientes fueron tratados en el Hospital de Día procedentes de los siguientes servicios: Digestivo, 189; UCAI (Unidad de Consulta de Atención Inmediata), 183; Hematología, 146; Medicina Interna, 134; Urología, 95; Reumatología, 71; Neurología, 71; Cirugía, 64; Neumología, 41; y Nefrología, 32.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: