Se incluye a los Colegios de Almazán, El Burgo de Osma y Vinuesa como Centros de Enseñanza Históricos de Castilla y León

La Consejería de Educación ha publicado la Orden 967/2020, de 23 de septiembre, por la que se declaran centros de Enseñanza Histórico de Castilla y León 10 colegios o institutos de la Comunidad, entre los que se encuentran cuatro de Soria: los centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Diego Laínez, en Almazán, y Manuel Ruiz Zorrilla, en El Burgo de Osma, el Colegio Rural Agrupado (CRA) Pinares Altos, en Vinuesa, y el Instituto de Educación Secundaria (IES) Antonio Machado, que ya fue declarado el pasado el año por el patrimonio que alberga y que este año también lo ha sido por el valor de su inmueble.

Esta declaración, según la normativa que la regula (Orden EDU/702/2018, de 20 de junio), tiene los fines de conservar y recuperar el patrimonio documental, bibliográfico, científico, educativo o cultural de los institutos históricos de Educación Secundaria; conservar los centros educativos públicos ubicados en edificios que tengan algún tipo de protección urbanística, estén declarados bienes de interés cultural o cuenten con un patrimonio singularmente valioso desde el punto de vista educativo; y favorecer la dotación de recursos humanos o económicos para la recuperación, preservación y puesta en valor de dicho patrimonio.

La declaración de Centro Histórico de Enseñanza de Castilla y León, tal como establece la Orden, tiene carácter indefinido, pero podrá ser revocada si desaparecen las circunstancias que motivaron la misma o se apreciaran actuaciones negligentes o lesivas hacia el conjunto patrimonial, por parte de las personas o las administraciones responsables de los mismos.

Doble vía para la declaración

Para obtener la declaración, la normativa (art.2) establece dos vías: a) institutos de Educación Secundaria que posean un patrimonio documental, bibliográfico, científico, educativo o cultural procedente de los centros de segunda enseñanza creados en el siglo XIX y primera mitad del XX; b) centros públicos educativos que estén ubicados en edificios con algún tipo de protección urbanística, estén declarados bienes de interés cultural o que cuenten con un patrimonio singularmente valioso desde el punto de vista educativo.

Los cuatro centros de Soria han obtenido la declaración por los requisitos indicados en el apartado b), los mismos que posibilitaron la declaración del CEIP La Arboleda en 2019. El pasado año el IES Antonio Machado fue declarado Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León por los requisitos incluidos en el apartado a), a los que ahora suma los del apartado b), completando, por tanto, la declaración por las dos vías posibles.

Regulación de la declaración

Castilla y León cuenta con una serie de centros educativos, provenientes en su mayoría de antiguos institutos creados en el siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX, que poseen un importante patrimonio educativo y cultural, además de una memoria histórica como institución docente. En ellos existen bibliotecas, laboratorios de física y química, de historia natural, documentos cartográficos, obras de arte y jardines botánicos, además de documentación de interés pedagógico que constituyen un rico patrimonio que merece la pena conservar y poner en valor.

Por otra parte, tiene centros ubicados en edificios singulares que están declarados bienes de interés cultural o que cuentan con algún tipo de protección urbanística por sus singulares características.

Todos estos centros, con un recorrido histórico significativo, han preservado y difundido en muchos casos su bagaje educativo, fomentando la conciencia de su valor como fondo para la cultura educativa de futuras generaciones y como recurso didáctico del alumnado que escolarizan. El profesorado ha tenido un papel trascendental en la educación que se ha impartido y se imparte en estos centros, y también ha sido el que ha desarrollado las principales labores de protección y salvaguarda de este patrimonio. Por ello procede, además de reconocer esta labor, establecer las medidas correspondientes para que puedan realizar estas tareas de conservación y puesta en valor de la mejor forma posible.

Al objeto de mantener e impulsar este patrimonio, la Consejería de Educación publicó la citada Orden, de junio de 2018, por la que se reguló el proceso de declaración de Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León.

Siguiendo esta normativa, la Dirección Provincial de Educación de Soria realizó en el pasado mes de junio un análisis para determinar qué centros educativos de la provincia podrían ser susceptibles de ser declarados Centro de Enseñanza Histórico. Tras una primera valoración, y una vez estudiadas las memorias presentadas por los centros, la Dirección Provincial de Educación hizo una propuesta motivada de declaración favorable de los centros que finalmente han obtenido esta declaración.

CEIP Diego Laínez (Almazán)

Ha obtenido la declaración el edificio que alberga actualmente las enseñanzas de la etapa de Educación Infantil, que cuenta con protección urbanística, ya que se trata de un bien inmueble ejemplo de la mejora e incremento de las construcciones escolares públicas en España en las décadas de los años veinte y treinta del siglo XX. Cuenta con un importante valor histórico, arquitectónico y urbanístico y un sentido de preservación que no permite acometer reformas o remodelaciones importantes sin mantener la esencia original y valiosa de este edificio de época.

Como curiosidad, este inmueble posee los mismos planos y el mismo diseño arquitectónico que el CEIP La Arboleda (Soria), declarado el pasado año.

CEIP Manuel Ruiz Zorrilla (El Burgo de Osma)

Este centro posee un núcleo primitivo cuyas obras comenzaron 1933. Estas se vieron interrumpidas durante el periodo de la Guerra Civil y no concluyeron hasta 1941.

Ese núcleo originario del edificio, al que con el tiempo se fueron añadiendo módulos anexos, hace que este centro educativo guarde un valor histórico, arquitectónico y urbanístico, fruto del tiempo histórico al que nos hemos referido, con sentido de preservación patrimonial. Tiene, sin duda, un valor singular debido a su combinación de piedra, llamativos paramentos de ladrillo y enfoscados con amplios ventanales.

También cuenta con amplios pórticos posteriores, con dobles filas de columnas de piedra, con basa, fuste liso y capitel de derivación dórico-toscana que hacen de soporte, además de unas escaleras guarnecidas por enormes esferas de piedra, situadas en la puerta principal de acceso.

CRA Pinares Altos (Vinuesa)

El centro declarado es el de cabecera del CRA, ubicado en Vinuesa, un edificio que cuenta con una protección, como Bien de Interés Cultural (BIC), establecida genéricamente por Decreto 571/1963, de 14 de marzo, sobre protección de los escudos, emblemas, piedras heráldicas, rollos de justicia, cruces de término y piezas similares de interés histórico artístico (BOE 77 de 30/03/1963).

El edificio es una casa nobiliaria, concretamente el palacio de Pedro de Neyla, también llamado palacio del Arzobispo Palermo. Fue construido a finales del siglo XVII por uno de los hijos naturales de Vinuesa, Pedro de Neyla, quien llegó a ser arzobispo de Palermo.

Se trata de un palacio con fachada labrada en piedra de sillarejo, con frontones sobre amplias ventanas enrejadas y anchos aleros, como toda la arquitectura típica de esta zona de pinares sorianos. La fachada principal da una plazoleta con puerta adintelada y dos escudos de Pedro de Neyla. En la esquina del edificio se encuentra otro igual que los anteriores.

Posteriormente, Matías Ramos Calonge, que había hecho fortuna en México, compró a la Iglesia el palacio y lo donó al pueblo para que, desde 1889, albergara las escuelas públicas municipales, como así ha sido hasta nuestros días.

Instituto Machado

El IES Antonio Machado destaca, y por ello ya fue declarado en el pasado año Centro de Enseñanza Histórico, por poseer un patrimonio documental, bibliográfico, científico, educativo y cultural bien conservado, inventariado, catalogado y puesto a disposición del público, procedente de los centros de segunda enseñanza creados en el siglo XIX, concretamente un 22 de noviembre de 1840.

En esa fecha se procedió a la solemne apertura e inauguración del colegio-universidad y Seminario conciliar del Obispado de Osma en la ciudad de Soria, establecimiento de enseñanza, que dos meses más tarde se convirtió en Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Soria, por razón de la Real Orden de 11 de febrero de 1841. No obstante, su historia es más rica y profunda, remontando sus orígenes al antiguo Colegio de Jesuitas en el último tercio del siglo XVI.

El inmueble que se conserva en la actualidad es fruto de la reconstrucción que se realizó en el siglo XVIII, tras el incendio de 1740. Se trata de una obra neoclásica, cuadrangular, de cantería con doble claustro interior. Las fachadas norte y oeste están realizadas con perfecta piedra de sillería, con una decoración sometida a un rigor geométrico únicamente animado por la ornamentación vegetal de los triglifos y el escudo del rey español Carlos III, que corona la puerta, mientras que el resto del edificio está realizado en mampostería.

Además de la portada y el doble claustro, otras dependencias del centro, tales como la llamada ‘Aula Machado’, reconstrucción de un aula de tiempos pretéritos, el ‘Salón Rojo’, un monumental salón de actos, el Archivo Histórico, el Museo de Ciencias e Historia Natural, la galería porticada o su magnífica escalera cubierta con la bóveda encamonada con un rico artesonado, han sido elementos suficientes para el centro educativo haya obtenido esta nueva declaración de Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León por la modalidad b), completando la obtenida por la vía a) el pasado año.

Efectos de la declaración

La declaración de Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León tiene los siguientes efectos: posibilitar al centro la utilización del título de Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León; deber de mantenimiento, conservación y puesta en valor del patrimonio que ha dado lugar a la declaración, así como el mantenimiento actualizado de la relación de bienes objeto de la declaración y su estado de conservación, tanto por parte del centro como de la Dirección Provincial de Educación; posibilitar que el centro pueda contar con un incremento en sus recursos para la conservación y puesta en valor del patrimonio que ha dado lugar a la declaración; y posibilitar la realización de guías museísticas y escolares, programas de difusión y actividades que tengan el objetivo de dar a conocer su patrimonio.

Además de los anteriores, para los centros que han alcanzado la declaración en virtud de su patrimonio documental, bibliográfico, científico, educativo o cultural, como fue el caso del Instituto Machado en 2019, también tendrá los siguientes efectos dependiendo del patrimonio a conservar: asignación al centro de un incremento en los recursos humanos de personal docente para la conservación y puesta en valor del patrimonio que ha dado lugar a la declaración; facilitación de medios para la atención específica de las bibliotecas y equipamientos de estos centros; y posibilitar que el centro cuente con una dotación horaria para que el profesorado pueda realizar las tareas de inventariado, catalogación, conservación y difusión del patrimonio del centro.

Por último, los centros que cuentan con la declaración de Centro de Enseñanza Histórico de Castilla y León podrán proponer la firma de acuerdos con organismos públicos y privados expertos en la conservación, catalogación e investigación del patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: